La verdad oculta detrás de los viajes. Parte 1: mis amigos

-Mira, y tú ¿con quién haces esos viajes? ¿quiénes son verdaderamente esas personas?
Hoy estoy feliz de poder responderles de la siguiente manera con este artículo:

Los viajes son fábricas de hermanos, cada vez que tomo el morral y salgo los viajes me producen como mínimo una nueva amistad verdadera.  A esta fábrica la materia prima le puede llegar como un desconocido y sale por la otra puerta como un producto de punta, que se sabe todo de ti, tanto que hasta asusta.

Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.

Elbert Hubbard.

Tener a un amigo junto a ti en un viaje significa la posibilidad de inmortalizar lo que estás viviendo y convertirlo en una historia tremenda que contar.

¿Te acuerdas cuando hicimos cumbre? ¿Recuerdas cuando acampamos?

Además significa que cometerás errores junto a esa persona y tendrán que aprender a corregirlos. En ese instante habrá pegado su primer grito ese hermano quien, recién nacido, apenas está comenzando a ver la luz.

La vergüenza me dará un insomnio despreciable por no mencionar a todas las personas que me han acompañado aventura tras aventura ni narrar sus anécdotas. Ellos saben que los quiero tanto como a los que les hice una reseña entera.

Gustavo intenso pidiendo que le saquemos fotos
Gustavo intenso pidiendo que le saquemos fotos

Alguien quien siempre me ha enseñado a tener espíritu aventurero e iniciativa es Gustavo. Me ha contagiado a mí y a muchos su pasión desenfrenada por viajar y con sus ideas nos ha salvado hasta de disecarnos de la sed, como la vez que dijo:

¿Que nadie está vendiendo agua? Lo que tenemos es que hervir agua con tu hornilla de camping aquí dentro de la habitación pero cuidado que no nos descubran o que incendiemos la posada. Agreguemos además sobres de manzanilla para disimular el sabor.

Gustavo y yo recibimos la idea de Vane de viajar maníacamente por el país y nos sentimos como niños con juguete nuevo, luego de varias discusiones ya estabamos armando rutas para recorrer el país a punta de mochilas.

Eduardo no le cae mal a nadie. Foto por Venezuela con mochila blog
Eduardo el tercero de derecha a izquierda, no le cae mal a nadie. Foto por Venezuela con mochila blog.

La viveza para relacionarse con la gente la ha demostrado Eduardo quien pasó de conocido por instagram a compinche en muy poco tiempo. Y así sucesivamente gracias a él por ejemplo conocimos a Isis, nuestra amiga barinesa quien nos recibe en su tierra con tanto cariño.  El “ser sociable” pues todo viajero debe dominarlo y él lo deja muy claro.

Miguel

Cuando de fidelidad se trata, Miguel es el hombre. La anécdota parte cuando nos dispusimos a subir el pico Mifés luego de él venderme un par de botas que su papá tenía guardadas desde hace unos añitos en su escaparate. A medio subir, yo muy contento con mis super-botas creyéndome Bear Grylls, se me han despegado ambas suelas de manera casi simultánea. Miguel entró en desespero y moría de la pena por el suceso. Ya solo por su lamento dramático ya no había nada que reclamarle. Él se quitó el cordón de la capucha de su suéter y con eso amarramos al menos una suela. Miguel hasta rima con fiel.

Vane y su humor
Vane y su humor con frailejón en La Culata, Edo. Mérida.

Sin embargo se puede poner a prueba tu tolerancia, pues en ocasiones estás tanto tiempo con alguien que ya su simple presencia incita a insultarlo.

Vanessa sabe de lo que hablo, pues ella pudo habernos matado a Gustavo y a mí por haberle guindado mal su hamaca en Delta Amacuro. Pues gracias a esto durmió a medio centímetro del suelo y nos narró de la manera más chistosa como despertó aquel día, día de su cumpleaños, siendo golpeada bajo su cuerpo por sapos que saltaban alrededor de su aposento. Vane ha desarrollado una forma de hacer sus chistes que me ha hecho llorar de la risa.

Siempre le agradeceré a Vane por haberse deprimido aquella vez y concebir en ese momento de tristeza la idea de que viajáramos locamente por el país.

Vane deltamacuriando
Vane deltamacuriando

Dejarte llevar por tus pasiones y cumplir tus anhelos cueste lo que cueste ha sido una enseñanza de mi brasilera amiga Lívia,  a minha amiga com vontade de se comer o mundo. De no haber sido por su perseverancia en alzar su pulgar no hubiéramos encontrado la cola más larga que hemos tomado en nuestras vidas de unos 552km atravesando en pick up toda la Gran Sabana.

Lívia (izquierda) y Gustavo (derecha) junto a mí (centro). Parque Nacional Morrocoy
Lívia (izquierda) nos enseña a utilizar las sandalias como en su tierra a Gustavo (derecha)y a mí (centro). Parque Nacional Morrocoy, Cayo Sombrero

Recordarme que debo reír y bastante fue tarea alguna vez de Maitwish, quien multiplicó las risas en el viaje a oriente X20 veces. Cuando nos regresábamos del pueblo warao de Agua Sucia en el Delta del Orinoco ella conversaba felizmente con el cacique de la tribu quien manejaba pobremente el español y, añadido a esto el motor de la lancha, hacía un estruendo de mil decibeles. Yo solo oía a Maitwish responder – ¡Ay qué bueno señor! –Ay, gracias a Dios. – ¡Qué fino, qué fino!

Al rato, Vanessa, espeluznada le dice:

-Mait, ¿cómo le vas a decir eso al señor? Y que “gracias a Dios” , “que bueno”

Mait no se había percatado que el señor pues le contaba que había una mortífera mariposa que atentaba contra su pueblo al expeler un veneno que había cobrado ya la vida de un familiar cercano a él.

Mait, apenada, rio y nos hizo reír.

Maitwish... la segunda persona de izquierda a derecha.
Maitwish… la segunda persona de izquierda a derecha. Aguas de Moisés, Cariaco.

Hay amigos que te demuestran que si quieres algo así te cueste las lágrimas, puedes conseguirlo. Sí, Dani, eres tú. Unos recordarán contigo capítulos en los que has superado crueles terrores como cuando Rafa y yo nos vimos atrapados en la niebla más densa del Roraima y temimos naufragar allí. Otros se vuelven una familia como el grupo para ascender el tepuy (foto). Es divertido viajar con alguien que nunca ha acampado pero que es tan proactivo que te hace un fire ring (fogata con anillo de fuego) y ahí mismo una pasta a la napolitana o arepa frita como Chow. Llena mucho que alguien te agradezca del alma por haberlo invitarlo a un viaje. Como fue Padilla.

DSCN2035_2
¡Asómense pero sin caerse! Miguel, Padilla, Eduardo, Chow y Gustavo.
DCIM100GOPROG0050581.
Mis primos Jose Roberto, Mariangel, luego Lívia, yo y José Luis. PN Canaima
DCIM100GOPROG0971147.
Desde lo cercano a lo lejano: A la derecha Barragán, Mariel y Andrea. En la izquierda detrás de mi: Ángel, Lívia y Gustavo. Por supuesto al extremo derecho el lanchero. Parque Nacional Morrocoy, Edo. Falcón.

Descubrirás que sí es triste que después de viajar por tu país y agarrarle tanto amor tengas que alejarte de él y tu gente por mucho tiempo, como cuando nos despedimos de Luisana.

Repito mis disculpas a los que su nombre no está escrito aquí. Todos ustedes, mis amistades viajeras, han hecho que pisar el terminal valga más la pena y espero que sigan buscando más destinos conmigo para juntos saltar aún más alto.


Te puede interesar:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s